Uno de los desafíos que muchas personas pueden enfrentar durante la pandemia del coronavirus es el acceso a los medicamentos que necesitan, tanto recetados como de venta libre. Lo que sigue son consejos sobre cómo obtener sus medicamentos y como encontrar ayuda para costearlos.

Tenga a mano sus medicinas

Debe tener al menos un suministro de un mes de medicamentos, con y sin receta, que necesite para controlar sus afeccioes. Algunos funcionarios de salud pública incluso recomiendan un suministro para tres meses, ya que no se sabe cuánto tiempo durará la pandemia. Afortunadamente, muchos planes de seguros, incluidos los planes de Medicare, están relajando las limitaciones de recarga para que usted pueda obtener mayores cantidades de medicamentos en este momento. Consulte con su farmacia y/o plan de seguro para saber qué cantidades están permitidas ahora. Asegúrese de solicitar un reabastecimiento con varios días de anticipación a la fecha en que se le termine el suministro actual y deje tiempo adicional para que la farmacia lo prepare.

Evite ir a la farmacia, si es posible

Debido a la norma del distanciamiento social, las restricciones de quedarse en casa y las cuarentenas, debe evitar ir a la farmacia. Esto es especialmente importante si usted tiene condiciones de salud, como enfermedades cardíacas, diabetes y enfermedades pulmonares que lo ponen en alto riesgo de complicaciones si se infecta con el coronavirus. Si necesita consultar con su equipo de atención médica sobre sus medicinas, llámelos en lugar de ir a su oficina.

Elija las opciones de recogida/envío

Si no puede ir a la farmacia a recoger las recetas, estas son algunas alternativas:

  • Pídale a su farmacia que le envíe sus medicamentos. Durante la pandemia, muchas más farmacias están ofreciendo entrega gratuita o a bajo costo.
  • Pídale a un familiar, amigo o vecino que recoja su receta. La Regla de Privacidad de la HIPAA permite al farmacéutico entregar su medicamento a un familiar o amigo. No es necesario que le proporcione al farmacéutico los nombres de esas personas por adelantado.
  • Muchas compañías de seguros ofrecen una opción de pedido por correo. A menudo, la compañía de pedidos por correo puede proporcionar cantidades más grandes de medicamentos, como un suministro para tres meses, y un copago más bajo. Si tiene Medicare Advantage o Medicare Parte D, llame a su plan para preguntar acerca de la entrega de sus medicamentos a través de un pedido por correo. A veces el costo que usted paga cambiará si decide pedir medicamentos por correo; asegúrese de preguntarle a su plan cuáles son esos costos y si el plan utiliza una farmacia concreta para las recetas por correo. Sin embargo, tenga en cuenta que la opción de pedido por correo es mejor para los medicamentos de uso continuo o de mantenimiento y no para los medicamentos que necesita de inmediato para tratar afecciones agudas.

Obtenga ayuda para pagar sus recetas

Los problemas económicos debidos a la pérdida del empleo, la falta de seguro o los nuevos gastos derivados de la pandemia pueden dificultar el pago de los medicamentos.

Si tiene Medicare y un ingreso inferior a $19,380 (soltero)/$26,100 (casado) [más alto en Alaska y Hawai], es posible que pueda obtener Ayuda Adicional, un programa que reduce el costo de sus medicamentos. Puede solicitar la Ayuda Adicional a través del Seguro Social o en línea en BenefitsCheckUp de la NCOA.

Nota: La Seguridad Social ha cerrado sus oficinas de campo durante el COVID-19, y puede haber un lapso de tiempo entre el momento en que usted solicita y recibe una carta indicándole que usted tiene Ayuda Adicional (Extra Help). Sin embargo, es posible que pueda obtener sus medicamentos a un precio más bajo durante este tiempo a través del programa LI NET. En la farmacia, deberá demostrar que tiene Medicare, justificar que tiene bajos ingresos y tener a mano un suministro de medicamentos para menos de tres semanas. Infórmese aquí sobre LI NET.

Si no puede obtener Ayuda Adicional, es posible que haya otros programas que puedan ayudarle a pagar sus medicamentos. Los Programas de Asistencia al Paciente (PAP) permiten que las personas que toman medicamentos de marca los obtengan con un descuento o gratuitamente del fabricante. Algunos estados tienen Programas Estatales de Asistencia Farmacéutica (SPAP) que ayudan a los adultos mayores a pagar su plan de medicamentos con receta de Medicare y/o sus medicamentos. También puede ayudar a comparar los precios de los medicamentos y a buscar cupones en diferentes farmacias. Se recomienda que utilice una sola farmacia para todas sus recetas, de modo que el farmacéutico se pueda hacer una idea completa de sus necesidades y pueda identificar problemas, como interacciones de los medicamentos o duplicación de la terapia. Tenga en cuenta que muchas farmacias igualarán un precio más bajo de otra farmacia.

Estos recursos pueden ayudarle a encontrar ahorros en sus medicamentos:

—La herramienta gratuita de evaluación BenefitsCheckUp de la NCOA le permite ver si puede obtener ayuda adicional o asistencia de los PAP y SPAP.

NeedyMeds le permite buscar por el nombre del medicamento para encontrar PAP, cupones y compras comparativas en diferentes farmacias de su área.

GoodRx también le permite imprimir cupones y buscar ahorros en recetas en farmacias de su comunidad.

También puede comunicarse con un Centro de Inscripción de Beneficios o con el Programa de Asistencia de Seguro Médico para Adultos Mayores en su comunidad, para solicitar los beneficios que le ayudarán a pagar sus medicamentos recetados.