Durante esta época de distanciamiento físico e incertidumbre, muchos adultos mayores y cuidadores se sienten aislados, solitarios, inquietos y retraídos. Quienes padecen de afecciones del comportamiento, como depresión, trastorno bipolar, esquizofrenia y trastornos previos pr drogadicción, corren un riesgo particularmente alto de sufrir ansiedad grave, recaída por consumo de sustancias y pensamientos de suicidio.

Es de suma importancia que se mantenga en contacto con su consejero, terapeuta o psiquiatra si ya padece una condición de salud mental o un trastorno por abuso de sustancias. La telemedicina, es decir, el video o el chat telefónico, es la forma más segura de tener una cita en este momento. La buena noticia es que con Medicare, los proveedores de atención médica pueden reducir o renunciar al costo compartido en las consultas por telemedicina. (Pregúntele a su proveedor sobre los detalles).

Aliviar el estrés y la ansiedad es ahora de vital importancia. Lo que siguen son siete consejos que todos podemos usar mientras navegamos en estos tiempos de incertidumbre:

  1. Manténgase informado y tome medidas prácticas para protegerse a sí mismo y a sus seres queridos. Obtenga los datos de fuentes confiables como los CDC, la Organización Mundial de la Salud, su departamento de salud local y la NCOA. No se quede pegado a las noticias, ya que esto sólo empeorará la angustia que pueda estar sintiendo en este momento.
  2. Realice actividades saludables: Duerma de 7 a 9 horas cada noche; coma una dieta saludable y bien equilibrada; no fume; no beba más de una bebida alcohólica por día o ninguna, según las indicaciones de su médico; y, finalmente, ejercite su cuerpo y su mente. La meditación, las caminatas, la jardinería y las rutinas de ejercicio en su casa son beneficiosas para su salud mental.
  3. Asegúrese de tener al menos un suministro para un mes de los medicamentos recetados y de venta libre que necesite, para controlar su salud mental y otras afecciones. Tome todos sus medicamentos según las indicaciones de sus proveedores de atención médica. Si necesita ayuda para pagar sus medicamentos recetados, visite benefitscheckup.org.
  4. Cumpla con sus rutinas regulares tanto como sea posible. Es posible que necesite crear una nueva rutina para tener en cuenta el trabajo en casa, el ejercicio en el interior, el cuidado de los nietos, la limpieza y otras actividades diarias. Integre viejos y nuevos pasatiempos agradables en su rutina diaria.
  5. Manténgase conectado con su familia, amigos y otras redes de apoyo (fe, pasatiempos, etc.). Tener a alguien con quien hablar sobre sus necesidades y sentimientos es vital para la salud mental. Comprométase a ponerse en contacto con al menos una persona por día para mantener una conexión social continua a través del teléfono, o el correo electrónico, la videoconferencia y las redes sociales, si tiene acceso a Internet. Considere la posibilidad de pedirle a una persona que sea su compañero de apoyo y que le haga chequeos diarios. Si es miembro de un grupo de apoyo, manténgase conectado a través del teléfono o de una plataforma de video como Zoom. Muchos grupos, como Alcohólicos Anónimos, están trasladando las reuniones a plataformas digitales.
  6. Intente en la medida de lo posible ser positivo y disfrutar de las cosas sencillas de la vida. Mucha gente en todo el país está ayudando a sus vecinos y comunidades durante esta crisis. Después de que esta pandemia termine, es de esperar que seamos más fuertes, más amables y más conectados entre nosotros.
  7. Ayude a los demás, cuando sea seguro hacerlo, a través del apoyo a compañeros y vecinos, así como cuidando los niños del personal médico que debe estar en los hospitales que luchan contra COVID-19. Ayudar a los demás nos da una sensación de propósito y de control en estos tiempos de incertidumbre.

Recursos de Salud Mental

National Alliance for Mental Illness (NAMI)
Contacte a su afiliada de la NAMI para saber qué programas y apoyos ofrecen.

National Suicide Prevention Lifeline
1-800-273-8255
Apoyo y recursos gratuitos y confidenciales, 24/7.

Disaster Distress Helpline
1-800-985-5990 o mensaje de texto a TalkWithUs to 66746

Un servicio de apoyo de crisis gratuito, 24/7, multilingüe y confidencial, disponible para todos los residentes de los Estados Unidos y sus territorios. Dirigido por la Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias (SAMHSA).