Los estafadores se aprovechan de las emergencias para engañar a las personas, y la pandemia de coronavirus, por desgracia, no es una excepción.

Siga y comparta estos cuatro consejos para asegurarse de que usted o un adulto mayor al que usted ayude no se convierta en una víctima:

1. Cuidado con los productos fraudulentos que ofrecen una cura

Desde tés especiales hasta aceites esenciales y pastillas de plata, numerosas compañías han estado pregonando que sus productos tienen la capacidad de prevenir o tratar el coronavirus. Recientemente, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y la Comisión Federal de Comercio (FTC) emitieron cartas de advertencia a siete compañías cuya publicidad hacía estas falsas afirmaciones.

Recuerden: Actualmente no hay vacunas, medicamentos o productos en investigación aprobados que estén disponibles para prevenir o curar el virus. Puede reportar sospechas de estafas a la línea directa del Centro Nacional de Fraudes por Desastres al 866-720-5721.

2. No dé dinero a organizaciones benéficas que no conoce

Siempre que se produce una crisis, los estafadores intentarán recurrir a la buena voluntad de las personas para buscar “donaciones” para una buena causa. Es muy fácil crear una cuenta en las plataformas de ‘crowdsourcing’ para solicitar el apoyo del público.

Si desea contribuir a los esfuerzos para apoyar a los afectados por la pandemia del coronavirus —como los adultos mayores que están confinados a su hogar y no pueden acceder a alimentos o medicamentos, o los que han perdido su empleo y necesitan ayuda económica— asegúrese de investigar primero la organización benéfica. Sitios como Charity Navigator, Guidestar, y el Wise Giving Alliance de Better Business Bureau ofrecen análisis exhaustivos e investigados de las principales organizaciones benéficas.

3. Cuelgue a las llamadas de impostores

Las llamadas falsas pretendiendo representar a una agencia del gobierno fueron una de las estafas más reportadas en 2019. Sólo el año pasado, más de 166,000 personas se quejaron a la FTC de llamadas falsas de la Seguridad Social, en las que las víctimas perdieron un promedio de $1,500 cada una.

A medida que más oficinas de la Seguridad Social cierran temporalmente y el IRS ofrece más flexibilidad en la declaración de impuestos, seguro que los estafadores se aprovecharán para hacer llamadas a los mayores y convencerlos de que revelen información personal ante la amenaza de suspenderles los beneficios.

Si recibe una llamada como esta ¡Cuelgue! Tenga en cuenta que las agencias gubernamentales rara vez contactan a las personas por teléfono, a menos que usted tenga algún trámite en curso con ellos y nunca hacen amenazas sobre arrestarlo o demandarlo.

Reporte las llamadas sospechosas a la Oficina del Inspector General de la SSA llamando al 1-800-269-0271, y reporte los casos de fraude relacionados con el IRS al Inspector General del Tesoro para la Administración Tributaria al 1-800-366-4484.

4. Desconfíe de las nuevas oportunidades de inversión

Una compañía de biotecnología de la que nunca ha oído hablar está trabajando duro en el desarrollo de una vacuna para el coronavirus. Si compra acciones de la compañía ahora, seguro que obtendrá una ganancia inesperada cuando los mercados suban, ¿cierto?

Si esto suena demasiado bueno para ser verdad, probablemente lo sea. La Comisión de Valores y Bolsa de los Estados Unidos ha advertido que los estafadores están usando las noticias para promover inversiones en sus compañías que prometen retornos dramáticos basados en los llamados “informes de investigación”. Si usted desea invertir en una empresa, asegúrese de informarse bien y recuerde que los estafadores de inversiones a menudo explotan la última crisis para enriquecerse.

¡Una actualización importante! Hasta el 30 de marzo, la NCOA ha recibido noticias de otras dos estafas relacionadas con el coronavirus:

  • Los estafadores han estado contactando a los consumidores para pedirles su información personal, diciéndoles que es necesario para que puedan empezar a recibir los cheques de estímulo que muchas personas recibirán como resultado de la legislación reciente. La FTC señala que el gobierno no llamará para pedir información, ni le exigirá que presente ningún pago por adelantado para recibir estos cheques, que serán enviados por correo en las próximas semanas.
  • El Seguro Social informa que algunas personas que reciben beneficios han recibido cartas fraudulentas notificando que sus beneficios serán suspendidos debido al cierre de oficinas relacionadas con COVID-19. El Seguro Social no está suspendiendo ningún beneficio y nunca le pedirá que pague una cuota para recibir sus beneficios.